Renault 4 CV

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 2,00
Cargando…
Photo by Isaszas

Puede presumir de un excelente currículum que incluye victorias en rallyes y en circuito, incluyendo unos resultados particularmente destacados en las 24 Horas de Le Mans o en las Mil Millas.

Pocos asocian hoy al Renault 4 CV con la idea de un coche con buen palmarés deportivo y, sin embargo, el 4CV o 4-4 en España. N o hace falta insistir en el hecho de que los Renault 4 CV no fueron pensados para la competición. Su desarrollo durante la Segunda Guerra Mundial no permitía casi ni imaginar esas alegrías, pero una vez vuelta la normalidad a Europa, era lógico que algunos aficionados inscribieran sus pequeños Renault en diversos tipos de pruebas. Ciertamente que las prestaciones eran limitadas, pero el bastidor era sano, lo que quiere decir que podía admitir más caballos sin demasiados cambios, y su carácter sobrevirador, unido a una batalla corta, podía darle un comportamiento casi deportivo a poco que el motor ganase en potencia.

En 1948 cinco 4CV privados logran los cinco primeros puestos de su clase en la subida al Mont Ventoux, una subida en cuesta difícil donde las haya y con un desnivel entre la salida y la cima que hace muy difícil lograr una buena carburación. Es una sorpresa general dentro del mundo del automovilismo y la hazaña deja perpleja a la propia Régie Renault, que nunca hasta entonces había pensado en el 4CV como en un coche de prestaciones deportivas.

A partir del Mont Ventoux el 4CV acumulará éxitos porque muchos conductores privados ven en él un vehículo que les permite disfrutar de su afición además de tener un cierto carácter familiar. Para demostrar que lo del Mont Ventoux no fue casualidad, en enero de 1949 un 4CV gana en su clase en el Rally de Montecarlo quedando en el puesto 13 de la general, y en ese mismo año debuta en las 24 Horas de Le Mans.

Todos estos éxitos hacen que la Régie Renault no sólo se interese por el tema deportivo dando apoyo a diversos pilotos, sino que desarrollará en 1951 la versión denominada 1063 (nada tiene que ver esta cifra con su cilindrada que era de 748 cc.). Se trata de una preparación seria como no podía ser menos siendo la propia fábrica la que la lleva a cabo. Aparte del aumento de cilindrada se estudia un eje de levas distinto y más cruzado, una culata muy trabajada, unas bielas muy ligeras de una aleación especial y se monta un carburador de doble cuerpo.

La suspensión se modifica también con muelles diferentes y cuatro amortiguadores detrás, así como una dirección de cremallera más directa y, en según que modelos, un cambio Fapram de cuatro relaciones o un Claude de cinco, si bien en esos años solía ser el preparador Ferry (que fue al Renault 4CV lo mismo que Abarth al Fiat 600) el que más elementos especiales vendía para estos coches. Los 38 CV logrados permiten unas prestaciones más que correctas para un coche que pesa 530 Kg. en orden de marcha.

Fotos Renault 4 CV

Vídeos Renault 4 CV

Vídeos Renault 4 CV




Escribe un comentario en "Renault 4 CV"

Escribe un comentario

Tu email no será publicado.