Simca 1200


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 4,00
Cargando…

Discutido en su momento, el Simca fue ganándose, poco a poco y por méritos propios, el favor del público hasta que finalmente quedó encumbrado como uno de nuestros iconos populares más representativos.

Teodoro Enrico Bartolomeo Pigozzi, fundó la compañía S.I.M.C.A (Societé Industrielle Mecanique et de Carroserie Automobile) en 1935. Este italiano afincado en Francia se dedicaba a la importación de vehículos Fiat y gracias a la ayuda económica de Giovanni Agnelli, director de la Fiat el cuál quería que se fabricase el Fiat 508 Balilla en Francia con licencia, comenzó su andadura industrial.

La compañía estaba ubicada en Suresnes, en el extrarradio de París. Al Balilla, con su motor de 995 cc. le siguió el Ardita 518, con un motor de 2 litros. No obstante, la producción no entró en pleno rendimiento hasta el Fiat 500 Topolino. Este modelo se vendió en Francia bajo la denominación Simca 5.

Al 5 le siguió, en 1937, el Simca 8, modelo basado en el Fiat 1100 y que no paró su fabricación ni durante la 2ª Guerra Mundial. Después de la Guerra, se produjo una demanda enorme de coches y la Simca fue una de las primeras fábricas que empezó a suministrarlos con la ventaja frente a Fiat de que sus modelos 5 y 8 se podían vender con varios tipos de carrocerías. Incluso había una versión de coche de carreras, diseñado por Amédée Gordini, sobre un modelo 8, que corrió en el circuito de Montlhery durante 24 horas seguidas, consiguiendo una media de 90,79 Km/h. Además un Simca-Gordini ganó la carrera de 24 Horas de LeMans en su categoría consecutivamente durante los años 1937-38 y 1939.

Años después y cruzando los Pirineos un ilustre gallego, D. Eduardo Barreiros comenzaba su vida empresarial fundando en 1954 Barreiros Diesel, S.A. en la cuál transformaba motores de camiones gasolina en diesel. Tuvo tanto éxito que pronto se dedicó a ensamblar camiones completos. Para entonces ya contaba con factoría propia en Villaverde.

En 1964 un 40% de su compañía fue adquirida por Chrysler Corporation y con este acuerdo inició en España la producción de los turismos Dodge Dart y Simca 1000 y posteriormente los 1200, además de la gama de camiones Saeta.

En 1969, Barreiros decidió vender el resto de su participación, pasando la fábrica de Villaverde a denominarse Chrysler España, S.A. El inquieto D. Eduardo, creó por su parte Dimisa, dedicada a la investigación en motores diesel.

En 1978 Peugeot-Talbot España, S.A. compró la totalidad de las instalaciones que Chrysler tenía en Europa. Finalmente, en 1981 la factoría de Villaverde se repartió entre Peugeot, que la utilizó para la producción de turismos, y Renault Vehículos Industriales que la adquirió para el montaje de vehículos pesados.

Centrándonos ya en nuestro protagonista, el Simca 1200, conocido así solo en España (1204 en EEUU y 1100 para el resto del mundo) fue presentado en otoño de 1967, convirtiéndose en una pequeña revolución en ese momento al conjuntar los conceptos más vanguardistas de la época como su tracción delantera, su motor transversal y la suspensión independiente a las 4 ruedas bajo una carrocería de 5 puertas con portón trasero.

Dicha carrocería, tan discutida en su momento puede decirse que ha triunfado y se ha impuesto con el paso del tiempo, ya que la mayoría de los compactos actuales siguen su configuración.

En 1976, año de fabricación de este 1200 Special, la gama ya iba por su segunda serie, presentada a finales de 1974 y conocida internamente como “serie 5”. Solo se diferenciaba externamente de la 1ª serie en tres detalles: las manillas de puertas encastradas más aerodinámicas, el retrovisor de doble rótula y los pilotos traseros más grandes. Internamente los cambios fueron más profundos, un nuevo salpicadero más moderno y, a mi juicio, mucho más estético y ordenado que el anterior además de nuevos paneles de puertas y tapicerías.



Compartir en

Escribe un comentario en "Simca 1200"

Escribe un comentario