Saab Sonett III

saab sonett iii mk3
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Valoraciones)
Loading...

La marca nórdica entró en los 70 renovando al modelo deportivo de su gama con el afilado diseño de una extravagante carrocería de fibra, que hace de este pequeño muscle car un puro atleta.

Tras las duras críticas vertidas sobre el Sonett II, referentes a su escasísima practicidad y detalles de mala calidad en sus acabados, Saab decide lanzar un coche mejor pensado, con un verdadero portón trasero (de cristal) para acceder al maletero, una mejor iluminación, un cuadro de mandos más ergonómico etcétera; en definitiva, un modelo mucho mejor estudiado y racional, mejorando claramente al predecesor excepto en un detalle (en mi opinión): el capó delantero. En el Sonett II el morro basculaba completamente, llevándose los pasos de rueda consigo y dejando un acceso a la mecánica sencillamente espléndido. En el Sonett III el morro no báscula, si no que una pequeña portezuela es la encargada de dejar un acceso muy limitado a la mecánica, sólo útil para labores de mantenimiento y niveles, pero que cualquier reparación seria obliga a desmontar el frontal del coche.

No debemos olvidar que los bajos del Sonett están completamente carenados, y acceder desde abajo a componentes como el motor de arranque, bomba de freno, bomba de embrague etcétera es sencillamente imposible. Los bajos carenados, herencia del Saab 92,93,95 y 96, además de proporcionar una buena aerodinámica, permitían al coche deslizarse sobre las nevadas pistas suecas con seguridad y avanzar fácilmente donde otros se empanzaban.

Lanzado en 1970 con la misma mecánica del Sonett II (motor V4 de 1.5 litros de cilindrada), la distinción mecánica más destacable es la de incorporar la palanca selectora de marchas en el suelo en vez de llevarla en la columna de la dirección. En 1973 se sustituye el motor 1.5 por el 1.7 (el mismo del Ford Taunus 17M), simplemente por normativa de emisiones, motivo por el cuál la potencia permanece invariada y el peso aumenta, resultando tener peores prestaciones. Una nueva gama de colores, acabados interiores y parachoques más grandes son las únicas diferencias respecto a la gama 72.

Los parachoques son los mismos que los del Saab 99 cortados por la mitad y estrechados algunos centímetros para adaptarlos a las dimensiones del Sonett. Feos, pero con un funcionamiento espectacular: cualquier deformación sufrida a menos de 10 Km/h se repara automáticamente para cumplir la nueva reglamentación americana que obliga a proteger los pilotos y faros en golpes a esa velocidad (ningún fabricante se salva, todos conocemos los horribles parachoques de las últimas series del MG-B o los de las versiones americanas de los Mercedes SL).

La falta de potencia del 1.7 era fácilmente subsanable por sus propietarios cambiando el pésimo carburador FoMoCo por un Solex o un Weber, mejores y más generosos. Simplemente con eso, el motor pasaba de los 65 CV originales a unos ya decentes 80 CV.

En 1974 (año de la unidad probada) cesa la producción del Sonett III tras un relativo éxito de ventas en los EE.UU. donde los coches deportivos con carrocería de fibra de vidrio abundaban en aquellos años. Se produjeron un total de 10.236 Saab 97 (Sonett II y III).

Fotos Saab Sonett III

Vídeos Saab Sonett III

Compartir en

Escribe un comentario en "Saab Sonett III"

Escribe un comentario