BMW Serie 3 E21

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 5,00
Loading...

Tras unas primeras décadas navegando ‘sin rumbo’ BMW encontró en el nicho de las berlinas de dos puertas el terreno perfecto sobre el que expandirse.

Tras unas primeras décadas navegando ‘sin rumbo’ BMW encontró en el nicho de las berlinas de dos puertas el terreno perfecto sobre el que expandirse. La gama E 21 asumió el papel se ser la saga que permitió al fabricante alemán cosolidarse definitivamente como uno de los constructores más importantes del mundo.

El regreso a la vida civil de BMW después de la Segunda Guerra Mundial no fue fácil. La fabricación para uso civil se inició de nuevo en 1949 con el montaje de 59 motocicletas, pero no fue hasta 1952 cuando tímidamente empezaron a fabricar automóviles, 49 en total y además, no se sabe por qué razones, el modelo elegido para el inicio de esa nueva etapa de la marca no era lo más apropiado para los tiempos de penuria de una posguerra.

Se apostó por un alto de gama, el 501, una berlina de casi cinco metros (4.730 mm.) impulsada por un seis cilindros de dos litros de cilindrada, que entregaba 65 CV y que costaba 15.150 DM (marcos alemanes), cantidad muy elevada para las economías de los germanos ya que, por poner algunos ejemplos, en aquellas fechas un Opel Olimpia valía 6.400 DM., el Taunus Standard de la Ford 5.540 DM. y un VW 1200 Standard 4.600 DM.

Después de tres años y de agregar una versión más lujosa y con motor más gastón de ocho cilindros en V (por si el seis era poco), en 1954, no se había llegado a conseguir vender cinco mil unidades. En 1955 se amplió la gama, dando un bandazo de 360 grados, con la fabricación de una versión del micro coche Isetta algo mejorada. En 1957 apareció la versión 600 de este modelo, un engendro de cuatro plazas, una especie de ‘limusina’ de la Isetta.

Como vemos la marca bávara no encontraba su terreno y gracias a las motocicletas se mantenía duras penas. En 1959 se presentó la última esperanza de sacar adelante la división de automóviles, el económico 700, al principio parecía que seria un éxito, pero llegaba tarde y el declive de las ventas automóviles infra motorizados estaba empezando. Se mantuvo en producción hasta 1965, el mismo año en que se dejaron de fabricar los seis y ocho cilindros con unas ventas totales de 23.120 unidades, durante 14 años y no menos de quinces variantes. Del pequeño 700 se construyeron 188.121 y del Isetta, que se dejó de montar en 1962, 161.728.

En ese mismo año se presentó una bonita berlina de cuatro puertas con líneas muy personales y animada por un cuatro cilindros que le proporcionaba el brío de casi un deportivo, era el coche de clase media que muchos europeos empezaban a desear, fue el punto de partida para la consolidación de la marca. El gran éxito vino en 1966 cuando se presentó el 1600, una compacta berlina de dos puertas, que dio lugar más tarde a la serie 02 y el definitivo espaldarazo vino de manos de nuestro invitado la primera serie 3, conocida como la E21 que fue el primer modelo de BMW que traspasó la cifra del millón de unidades construidas, 1.364.039, (de la 02 se fabricaron 831.734 + 30.206 del Touring y de la primitiva 1500-2000 tilux 329.626).

La gama 3 se presentó en 1975, articulada en un principio en cuatro modelos 316, 318, 320 y 320i, todos montaban motores de cuatro cilindros hasta que en 1977 se incorporaron los seis cilindros en sus versiones de dos litros y la más potente de 2.300 (1978). En 1980 se produjeron unos pequeños cambios estéticos y se presentaron las nuevas versiones 315 y 316 pero esta última, animada por un motor de 1.800 cc., mientras que el 318 fue sustituido por el 318i algo más potente y alimentado por inyección. En 1983, después de nueve años en el mercado, esta serie dio paso a la nueva E30 con la que había convivido durante casi los dos últimos años. En esos momentos la BMW era una marca plenamente consolidada, con una gama bien estructurada y unos buenos productos en plena expansión, los tiempos de la Isetta ya estaban olvidados.

Toda esta serie, incluidos los exclusivos descapotables Baur, han dado un resultado muy satisfactorios a sus dueños. Pegas como la corrosión que se presentaba en los primeros modelos o su precaria estabilidad trasera, sobre todo en mojado, no han sido suficientes para enturbiar su fama.

La serie E21 al tener más de 25 años de edad ha entrado de pleno derecho dentro del campo de los coches clásicos y se puede convertir en un rival terrible pensando sobre todo en lo poco valorados económicamente que se encuentran hoy día, la facilidad de localizar de repuesto y la sencillez de sus mecánicas. Por supuesto las versiones más valoradas, y por tanto buscadas, son las de seis cilindros, más potentes, pero para un manejo en futuros rallyes de regularidad yo eligería una versión de cuatro cilindros de inyección más ligera y, por supuesto, menos cabezona que los más pesados y largos seis. El ideal: un 320i de 1976 con sus buenos 92 Kw. (125 CV) o un 318i algo menos potente, pero con caja de cinco velocidades.


Compartir en

Escribe un comentario en "BMW Serie 3 E21"

Escribe un comentario